¿Esta preparando tu escapada y quieres sacar el máximo provecho a tu visita a Granada? Con esta propuesta podrás aprovechar un fin de semana para disfrutar de todos los encantos de la ciudad de la Alhambra.

¿Dónde alojarte para pasar un fin de semana en Granada?

Granada es una ciudad pequeñita y bastante asequible para ser recorrida a pie sin ningún problema. Además cuenta con una red de transporte público más que aceptable por lo que no tendrás ningún problema para recorrerla.

Alojarse en el Centro Histórico de Granada

Dormir en el Centro Histórico de Granada nuestra primera opción ya que lo tendrás todo a un paso. En esta zona de la ciudad hay multitud de hostales y pensiones a precios reducidos y también una buena colección de hoteles de 3 y 4 estrellas. Tan solo tienes que elegir el que más se adapte a tus necesidades y a tu presupuesto.

Aunque no pertenece propiamente al Centro Histórico de Granada, la zona de la Avenida de la Constitución nos parece de las mejores para alojarse en Granada. Cuenta con bastantes hoteles y la mayoría de las lineas de autobús pasan por ella. Además a unos 20 minutos a pie estarás los lugares más destacados.

Dentro del circulo nuestra propuesta para alojarte en Granada

Alojarse en el Realejo de Granada

El Realejo de Granada también es una buena opción para alojarse. Aunque forma parte del centro histórico es como un pequeño pueblo dentro del mismo. Sus calles estrechas y tranquilas tienen un sabor muy diferente a otras zonas de la ciudad. Si vienes con tu coche particular puede ser complicado aparcar en esta zona.

Alojarse en el Albaicín o Sacromonte

No es la mejor opción desde un punto de vista práctico para dormir en Granada. Son barrios laberínticos, llenos de cuestas y con calles empedradas. No son el lugar más cómodo para desplazarse y por supuesto olvídate del coche.

Otras zonas de Granada para alojarse

Granada cuenta con una única linea de metro que recorre la ciudad de norte a sur. Alojarte fuera del centro pero cerca del metro puede ser una buena opción para compaginar alojamientos de nivel superior con precios más reducidos. Además podrás aparcar sin problema y moverte en transporte público. Echa un vistazo a la zona del Palacio de los Deportes, Estación de Autobuses o distrito ronda.

¿Qué hacer en un fin de semana en Granada?

Primer día en Granada – Mañana

Visita la Alhambra

Puedes comenzar tu estancia en la ciudad visitando la Alhambra ya que es su monumento más representativo. La visita a la Alhambra consumirá prácticamente toda la mañana de este primer día ya que en realidad estamos hablando de visitar cuatro espacios distintos: la alcazaba o zona milita, el recinto regio de los Palacios Nazaries, la zona de huertas y recreo denominada Generalife y el Palacio de Carlos V. Debes tener en cuenta que la entrada a los Palacios Nazaries se realiza a una hora concreta que debes seleccionar al obtener tu entrada, por eso te aconsejamos que sea lo primero y ya el resto de la visita irá sin prisas.

Si comienzas la visita en los Palacios Nazaries podrás pasar posteriormente al Generalife y por último recorrer la Alcazaba antes de regresar al Centro de la Ciudad.

El Patio de los Arrayanes con la torre de Comares, una de las estampas más fotografiadas

Recorre los Bosques de la Alhambra hasta Plaza Nueva

Tras abandonar el recinto de la Alhambra por la Puerta de la Justicia puedes recorrer los Bosques de la Alhambra. Detente unos instantes ante el pilar de Carlos V y continúa tu recorrido hacia el centro de la ciudad y disfruta del sonido del agua que recorre cada uno de los rincones de este recinto.

En el límite entre la Alhambra y la ciudad encontrarás la Puerta de las Granada, diseñada por Pedro Machuca (arquitecto que también ideó el Palacio de Carlos V) y que emula un arco de triunfo.

La Puerta de las Granada une los bosques de la Alhambra con el centro de la ciudad

Aprovecha para picar algo por la zona de Plaza Nueva. Puedes echar un vistazo al Bar Restaurante León o a Los Manueles, dos de los sitios más populares del a zona.

Primer día en Granada – Tarde

Visita al Conjunto Catedralicio

Tras el almuerzo puedes aprovechar para visitar la Catedral y la Capilla Real de Granada ya que estos monumentos funcionan en horario continuado y por lo tanto podrás sacar el máximo partido a tu tiempo.

La Capilla Real alberga los sepulcros reales de Isabel I de Castilla y Fernando de Aragón, los Reyes Católicos. Este edificio, ideado incialmente como Panteal Real fue concluido en 1521, bastante después de la muerte de los monarcas. Esto hizo que sus cuerpos descansaran en un primer momento en el Convento de San Francisco (actual Parador Nacional de la Alhambra) y posteriormente fueran trasladados hasta su «morada» actual. Junto a los Reyes Católicos descansan también los restos de la Reina Juana (que no estaba loca como dicen), del Rey Felipe (que tampoco era tan hemoso) y el pequeño infante Miguel de la Paz que estaba llamado a heredar la Corona de España y Portugal

Arcones funerarios en la cripta de la Capilla Real de Granada

En la Capilla Real de Granada llama la atención el magnífico catafalco labrado en mármol de Carrara por  Domenico Fancelli. Bajo el mismo se encuentra el seplucro real donde podrás observar los arcones de plomo con los restos de los monarcas. Otros de los elementos destacados de la Capilla Real son sus fantásticas rejerías o su retablo mayor.

La Capilla Real también incluye un pequeño museo que recoge algunos enseres de los Reyes Católicos como sus cetros, sus coronas, piezas de su colección privada de arte… ¡¡Vamos, que no te lo puedes perder!!

Justo al lado se encuentra la Catedral de la Encarnación de Granada. Catedral, Capilla Real y Parroquia del Sagrario forman un único conjunto que se conecta entre sí aunque estas pueras siempre están cerradas.

La Catedral de Granada está considerada la primera catedral renacentista de España. Sus obras arrancaron en 1521 bajo la dirección de Diego de Siloé y se prolongaron por espacio de 35 años. Su fachada emula un arco del triunfo y cada una de sus puertas esta dedicada a uno de los grandes misterios marianos sin la principal la de la Encarnación.

Fachada principal de la Catedral de Granada

En su interior, a ambos lados de la nave principal, se reparten más de 15 capillas ricamente exornadas en diferentes estilos artísticos. No olvides detenerte en la pequeña Inmaculada de Alonso Cano, una de las piezas más valoradas de su genero y que se conserva en la Sacristía. La otra pieza que seguro atrapa tu atención es la Custodia Procesional del Corpus. Una delicada pieza de estilo gótico realizada a partir de una donación personal de la Reina Isabel a la ciudad.

Disfruta del Centro de la ciudad de Granada

Si nos habéis hecho caso es posible que vuestro primer día en Granada haya sido muy intenso. Tras la visita a la Catedral podéis aprovechar para hacer una pausa y tomar un respiro y disfrutar de un café en la siempre animada Plaza Bib-Rambla. Esta vendría a ser la «Plaza Mayor» de Granada, el lugar en el que han tenido lugar los acontecimientos más importantes de su historia; la quema de libros ordenada por el Cardenal Cisneros, los autos de fe, las corridas de toros, las celebraciones del Corpus…

Plaza Bibrambla, una de las plazas más emblemáticas del centro de Granada

Muy cerca de Plaza Bib-Rambla se encuentra la Alcaicería. Este colorido zoco ha sido una importante zona comercial desde hace siglos cuando en este recinto se concentraba el comercio de seda con licencia real. La Alcaicería original se perdió en un incendio siendo la actual una réplica de aquella.

Si aún os queda tiempo y fuerzas podéis aprovechar para dar un paseo por las principales calles del centro de Granada. Desde la Alcaicería podéis acceder al Zacatín una de las calles más comerciales de la ciudad. En sentido ascendente esta calle os llevará hasta la Gran Vía donde se conservar algunos edificios muy interesantes.

En el extremo sur de Gran Vía se encuentra la estatua de Isabel La Católica, obra de Mariano Benlliure y ejecutada con motivo del IV Centenario del Descubrimiento de América.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Bajando por la Calle Reyes Católicos encontrarás la Plaza del Carmen donde se encuentra el Ayuntamiento de la ciudad. Si proseguimos descendiendo por Reyes Católicos llegaremos a Puerta Real, el kilómetro cero de la ciudad. A mano derecha encontramos el edificio del Antiguo Café Suizo, convertido meditante «atentado histórico-urbanístico» en una cadena de comida rápida. Al frente el elegante Hotel Victoria, uno de los más antiguos de la ciudad.A la izquierda, de color gris el edificio de Correos.

Dejando a mano derecha la calle Ángel Ganivet, continuamos descendiendo por la Acera del Casino, llamada así por encontrarse aquí el casino, punto de encuentro de los intelectuales granadinos de principio del S.XX. En este entorno se encuentra el teatro Isabel la Católica, el más relevante de la ciudad, y la Fuente de las Batallas, lugar de las grandes celebraciones futbolísticas de los hinchas del Granada Club de Fútbol y del resto de aficiones.

Fuente de las Batallas en la Acera del Casino

Desde este punto estaréis divisando un paseo cubierto por frondosos platanos de sombra, se trata de la Carrera de la Virgen dónde se ubica la basílica de la Virgen de las Angustias, patrona de Granada. Si tenéis la oportunidad no dejéis de visitarla ya que es uno de los templos más ricamente decorados de la ciudad, especialmente el Camarín de la Virgen.

En un ultimo esfuerzo os invitamos a llegar hasta la cercana Fuente de las Granadas, situada al final de la Carrera de la Virgen. Se trata de una obra contemporánea que se sitúa en el Paseo del Salón, uno de los jardines históricos que se conservan en la ciudad.

Fuente de las Granadas, obra de Ramiro Megías

Ahora sí, podemos dar por concluido vuestro primer día en Granada. Es momento de descansar y recuperar fuerzas para la segunda jornada en la que recorreremos el Albaicín.

Segundo día en Granada – Mañana

Visita los Barrios del Sacromonte y el Albaicín

Sacromonte y Albaicín son los dos barrios históricos más destacados de la ciudad. Ambos se sitúan en la margen derecha del río Darro y sobre sendas colinas. Y sus calles cuentan en la mayoría de los casos con el típico pavimento de empedrado granadino. Por si aún no habéis pillado la indirecta hoy tocan zapatos cómodos.

Para poder abarcar las dos zonas de la manera más cómoda posible os proponemos ascender hasta el Sacromonte en transporte público. Los microbuses que acceden a este barrio parten desde Plaza Nueva.

Aunque en el punto más alto del Sacromonte se encuentra la interesante Abadía del Sacromonte nosotros la vamos a dejar fuera por problemas de agenda. Nuestra propuesta es que pidáis al conductor que os avise al llegar a la parada de la Cueva de Curro Albaicín. Desde este punto podréis disfrutar de unas espectaculares vistas de la Alhambra y de este emblemático barrio salpicado de cuevas en las que disfrutar del mejor flamenco.

Panorámica del Barrio del Sacromonte

Desde este punto, desandando el camino recorrido por el autobús, recorreremos el Camino del Sacromonte en dirección al centro de la ciudad. A la izquierda el valle del Darro y la Alhambra, a la derecha las fachadas encaladas de las cuevas, las cuales se adornar con geranios, aperos de cobre y otros enseres tradicionales. La Venta del Gallo, la cueva de Curro Albaicín, la Zambra de María la Canastera, la Cueva de la Rocío… Templos del flamenco que cada noche ofrecen al visitante una muestra de este arte centenario declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

El final del Camino del Sacromonte, en el cruce con la Cuesta del Chapiz se encuentra la plaza del Peso de la Harina y en ella la estatua de «Chorrojumo» uno de los gitanos más celebres de Granada que habitó esta zona a principios del S.XX.

Ascendiendo por la Cuesta del Chápiz llegaremos a la Colegiata del Salvador, uno de los templos más destacados de este barrio. Toca hablar mucho del arte mudejar, estas creaciones de los musulmanes que permanecieron en Granada tras la conquista de la ciudad. Hoy veremos minaretes convertidos en campanarios e iglesias con artesonados que nos recuerdan más a los techos de la Alhambra que a las cubiertas de la catedral.

Bordeando la colegiata y siguiendo la ruta que encontraréis más abajo, llegaréis al Mirador de San Nicolás. Este es uno de los miradores más celebres de la ciudad ya que ofrece la vista más frontal de la Alhambra. Bill Clinton dijo de él que ofrecía la puesta de sol más bella del mundo y nosotros lo corroboramos.

Mirador de San Nicolás visto desde la Alhambra. En primer termino la Iglesia de San Nicolás

En esta plaza se encuentra la Iglesia de San Nicolás, una de las más antiguas de la ciudad. Hace unos años amenaza con derrumbarse y la actuación para conservarla ha sido… Bueno mejor que le echéis un vistazo y ya nos contáis. Lo que si merece la pena, si podéis es subir al campanario de este templo ya que ofrece una vista absolutamente privilegiada de todo el barrio.

A espaldas de la Iglesia nos adentraremos por el Carril de San Cecilio (Patrón de la Ciudad) hasta llegar a la puerta de las Pesas, uno de los accesos a la primitiva ciudadela del Albaicín. El nombre se debe a las pesas que cuelgan sobre el arco. En la Granada árabe la ley era muy severa con los robos y pillajes, cuando un comerciante era sorprendido usando medidas falsas se le amputaba la mano derecha y esta se colgaba junto a la pesa fraudulenta. Como veis no estaba la cosa para bromas.

Sobre el arco aún se aprecian las pesas a las que debe su nombre

A al otro lado de la puerta se encuentra Plaza Larga, para muchos el corazón del Albaicín. Si es una hora propicia no dudéis en hacer una pausa para disfrutar de un café con un dulce típico en Casa Pasteles, uno de los obradores más afamados de la ciudad.

Tras la visita a Plaza Larga volveremos sobre nuestros pasos y atravesaremos el arco de las pesas fijandonos en su forma de L pensada para facilitar la defensa de la Madinat Ilbira. Desde allí, por la Calle Aljibe de la Gitana, llegaremos al Aljibe del Rey. Este edificio es una buena muestra del típico carmen granadino, las viviendas que poblaron los musulmanes que permanecieron en la ciudad tras la conquista cristiana. En este mismo lugar podremos visitar un auténtico aljibe y conocer la excelente red de canalizaciones existentes en la Granada nazarí.

Cisternas de Agua del Aljibe del Rey

Muy cerca de este lugar se encuentra el Monasterio de Santa Isabel la Real, fundado por los Reyes Católicos lo que lo convierte en uno de los cenobios más antiguos de la ciudad y desde el punto de vista histórico-artístico, una visita muy interesante. Lamentablemente sólo se puede visitar mediante la modalidad de visita guiada para grupos cocertados.

Altar mayor del Monasterio de Santa Isabel La Real

Otro de los centros neuralgicos es la Plaza de San Miguel Bajo, donde se encuentra la Iglesia de San Miguel Bajo y la Virgen de la Aurora. Este templo recientemente restaurado es sede de una de las cofradías de Semana Santa más queridas de Granada. Tiene un pequeño museo cofrade y unos interesantes frescos que bien merecen una visita. Además también tienes la opción de subir a su campanario desde donde observaras una una panoramica 360 de Granada.

Junto a la Plaza de San Miguel Bajo se encuentra el Mirador del Carril de la Lona que se abre hacia el poniente Granadino. Desde el observaremos la zona noroeste de la ciudad, la vega y las cercanas colinas de Sierra Elvira, Parapanda e incluso los montes de Alhama.

Desde el mirador volveremos por nuestros pasos para, desde la Plaza de San Miguel descender por la Calle San José, una de las más pintorescas del barrio. Flanqueados por casas encaladas y geranios llegaremos hasta la Iglesia de San José una de las más antiguas del barrio, donde volveremos a encontrar un minarete convertido en campanario.

Iglesia de San José y su torre campanario

Continuaremos bajando por los Grifos de San Jose hasta la Plaza de San Gregorio y desde allí, a través de la Calle San Juan de los Reyes hasta salir por fin a la célebre carrera del Darro, la calle más bonita del mundo. Pasear por ella ya justifica por si sola una visita pero además debes saber que en esta calle se encuentra el Bañuelo un auténtico hamman del S.XI que se conserva increíblemente bien. Resulta imposible visitarlo y no soñar con disfrutar de un baño en ese espacio lleno de magia.

Interior de las salas del Bañuelo, un auténtico Hamman con mil años de historia.

Segundo día en Granada – Tarde

Como veis, hoy no hemos marcado el momento de la comida. Creemos que el Albaicín es para disfrutarlo sin prisas y estamos seguros de que una vez que te adentres en sus callejas no podrás dejar de encontrar rincones para perderte. Por eso os invitamos a que disfrutéis del almuerzo allá donde os pille, ya que este barrio esta lleno de establecimientos en los que podréis disfrutar de un típico tapeo granadino.

Visita al Monasterio de la Cartuja

Si aún os quedan fuerzas, por la tarde os proponemos visitar el Monasterio de la Cartuja, una de las joyas del barroco de Andalucía. Además de un pequeño museo con interesantes pinturas, la Cartuja de Granada es celebre por su Sancta Santorum, labrado en mármol de difrentes colores y por su sacristía, un autentico joyero de taracea.

Esta algo retirado del centro histórico pero podréis llegar cómodamente en autobús o taxi. Y merece la pena al 100%.

Sacristia del Monasterio de la Cartuja en Granada

Disfruta del Flamenco en Granada

La tarde de hoy nos la vamos a tomar con calma. Podemos decir que hemos disfrutado de los elementos más destacados de la ciudad y no nos dejamos nada imprescindible en el tintero. Es momento de descansar y coger fuerzas para volver al Sacromonte a disfrutar del mejor flamenco.

Disfrutar de un espectáculo flamenco en el Sacromonte de Granada es una experiencia única. En primer lugar, porque el «auditorio» es una auténtica cueva llena de sabor e historia. En segundo lugar, porque normalmente el publico se sitúa en torno al tablao, a solo unos metros de los artistas. Y en tercer lugar, porque tendrás la oportunidad de asistir a la Zambra del Sacromonte, un conjunto de bailes rituales propios de las bodas tradicionales gitanas. ¿Te lo vas a perder?

Flamenco en una cueva del Sacromonte, seguro que no has vivido nada igual

Llega el momento de la despedida, pero a lo mejor aún te queda medio día en Granada. En tal caso no dejes de echar un vistazo a nuestra lista de 15 mejores cosas que ver en Granada, por si deseas inspirarte.